Regalos Que Inspiran – Juego de Mesa Aprende y Gana

Hace más de un año y por pura necesidad, nació en mí la idea de crear un juego para enseñarles a mis hijos valores y tareas de una forma divertida. La realidad es que a mis hijos les encanta jugar, pero no les encantaba hacer tareas en el hogar. Las cosas más sencillas como recoger sus cuartos parecían imposibles. Decidido a solucionar este problema junto a mi hermano inventé el juego Aprende y Gana. En el proceso me he llevado muchas sorpresas y he descubierto que muchos de los padres del mundo enfrentan el mismo problema “no saben cómo lograr que sus hijos hagan sus tareas y mucho menos que se diviertan mientras las hacen”. Para algunos la falta de modales y la conducta de sus hijos es la razón número uno de estrés familiar.
La sorpresa más grande de este proceso me la llevé cuando algunos días después de haber jugado por primera vez Aprende y Gana con mi hijo de 8 años, me dijo: “Papá quiero lavar los platos”.
Para cualquier padre escuchar una oración como esa es causa suficiente para preguntarse dos veces si está despierto o está soñando. Frases como: “me gusta recoger mi cuarto”, “quiero bañarme primero” y “¿qué más puedo hacer para ayudar en la casa?” parecen haberse extinguido del vocabulario de nuestros hijos como los dinosaurios se extinguieron de la faz de la tierra. Algunos de ustedes pudieran estar leyendo esto diciendo, ¡es imposible que mi hijo diga algo como eso!
Créeme yo te puedo entender, sin embargo ese día Aprende y Gana me hizo creer en lo imposible. El juego estaba resucitando esas cosas que parecían haberse extinguido detrás de los juegos electrónicos y las otras mil cosas con las que nosotros los padres tenemos que competir para educar nuestros hijos. Sinceramente, creo que el éxito más grande ya lo tuve. Hoy mis hijos tienen una actitud muy diferente hacia las tareas y no sólo eso sino que he podido enseñarles de una manera divertida valores que parecían estar como los dinosaurios, viejos y extintos.
Aprende y Gana
Todos los días regañamos nuestros hijos. Cuando no se visten rápido para ir a la escuela. Les gritamos cuando no recogen algo del suelo. Durante el desayuno los regañamos cuando manchan sus camisas con leche. Nos molesta que mastiquen todo tan lento y que trepen las piernas en la silla. Entonces los dejamos en la escuela, se bajan del carro y nos dicen adiós mientras, nosotros les gritamos: ¨¡Dale pal’ salón que estás tarde!¨ y después nos preguntamos por qué no tienen una mejor conducta. ¿Entienden lo que digo? Justamente por eso me fascina la idea central detrás del juego. La verdad es que para que nuestros hijos sean mejores nosotros tenemos que ser mejores. Para ellos Aprende y Gana va a ser un juego divertido, pero para nosotros será una gran herramienta.
Si tú deseas ver las cosas buenas que parecen haber desaparecido en tus hijos, las cosas que piensas que son imposibles para él, tú tienes que creer en lo imposible primero. Siendo bien franco creo que el juego nos enseña más a nosotros que a nuestros hijos.
Esta Navidad en lugar de comprar un regalo que no va a durar mucho, invierte en tus hijos con Aprende y Gana, y quien sabe cuán pronto tú también creerás en lo imposible.

Junto al display de Aprende y Gana en Casa Febus de Caparra.
Aprende y Gana está disponible en Casa Febus Home Design y casafebus.com junto a otros Regalos que Inspiran 🙂 

Comentarios


About Casa Febus

view all posts

Queremos inspirar a toda nuestra comunidad a hacer de sus hogares el lugar favorito para estar.

You May Like This